miércoles, 16 de enero de 2013

Comprar libros en la Web


Llevo un par de años comprando libros por internet. La restringida oferta de libros en Honduras hace casi obligatorio buscar esta opción. He descubierto ciertos “trucos” para realizar estas compras y se me ocurrió compartirlos con ustedes, si nunca han comprado libros por esta vía.

Existen dos opciones para clasificar las páginas que venden libros por internet: a) Aquellas páginas que hacen envíos gratuitos hacia todo el mundo, incluyendo Honduras y b) las que no lo hacen, pero lo hacen hacia Estados Unidos. En la primera categoría existe, hasta donde yo sé, una única compañía: Deastore. Compañía italiana que vende películas, DVDes, videojuegos y libros en diferentes idiomas. Si buscan un libro de reciente publicación en lengua española y de casi cualquier editorial este es el lugar para comprarlo. Precios europeos (1) y a la puerta de su casa. El envío se hace a través de correo sin certificar y tarda entre tres y cinco semanas en llegar a Honduras. Mi única crítica es que si Deastore no tiene el libro se tarda mucho tiempo en notificar que no está en existencias. Y casi lo olvidaba: siendo un sitio europeo es comprensible que los libros publicados en América tengan un costo mayor, así que no recomiendo esta página para comprar libros publicados por editoriales mexicanas o argentinas.

Luego está la amplia región de compra de los sitios que envían de manera gratuita hacia los Estados Unidos. En este caso ocupan de un P.O. box y una compañía que los reenvíe hacia Honduras o tener un pariente generoso que les envíe los libros desde allá gratuitamente (como es mi caso). Obligatorio comenzar con Amazon. A mi ver la mayor ventaja de Amazon está en los libros digitales y los libros de segunda mano. He comprado libros a precio de gallo muerto que nuevos valían tres o cuatro veces más. Si tienen un Kindle y existe versión digital del libro que desean comprar por lo común lo pueden comprar a mitad del precio de la versión en sólido. Además su biblioteca digital se mantiene por siempre en la nube.

Otra página muy buena para comprar libros es The Book Depository. Esta compañía tiene envío gratuito a casi todo el mundo. Desafortunadamente todavía no tienen free shipping hacia Honduras, aunque me han prometido tenerlo pronto. Los precios son los más bajos del mercado. En promedio 10 $ más baratos que los de Amazon y 5 $ que los de Deastore. Por los momentos la única opción es comprar en The Book Depository y pedir el envío hacia Estados Unidos y luego ver cómo resolver el escollo del envío hacia Honduras.

De Casa del Libro se puede resaltar su motor de búsquedas, ideal para encontrar ediciones en español de casi cualquier autor. Es decir, si de casualidad doy con un autor que escribe en un idioma que no sea el español, voy al motor de búsqueda de Casa del Libro y ahí descubro si ya lo han traducido al español.

Una última página que vale la pena mencionar es Abebooks (la versión inglesa de Iberlibro) Esta página engloba a cientos de libreros de todo el mundo. La principal ventaja de Abebooks es que aquí pueden conseguir verdaderas rarezas literarias: libros fuera de edición, primeras ediciones (aquí compré la primera edición de Mitad de mi Silencio, de Antonio José Rivas) o libros antiguos. La principal desventaja es que tienen que estar dispuestos a pagar los gastos de envío. Éstos oscilan entre los 15 y los 25 $ por libro.

Para terminar enumero otras páginas que pueden ser una buena opción si no los convencen las anteriores: libroslatinos.com, porrua.com.mx, Gandhi.com.mx, aztecadist.com, latambooks.com

Espero les haya servido de algo esta entrada, saludos y hasta la próxima (Off.)

(1) Usualmente el precio neto de un libro comprado en la web es entre 100 y 200 lempiras más barato que el de una librería local. Si lo compran usado se pueden ahorrar mucho más dinero.

jueves, 10 de enero de 2013

Un Microrrelato de Gonzalo Suárez




Ayer me llegó por correo una antología de microrrelatos y en sus páginas pude leer esta pequeña obra de arte del cineasta español Gonzalo Suárez. Su carga lírica es tan fuerte como la del mejor poema y me toca de una manera tan personal que no puedo menos que repetir sus palabras a continuación:

“Enamorado”

El otro día fui a la fuente donde nos besamos por primera vez. Seguía cayendo el agua. Naturalmente, tú no estabas. Y pensé que podías haber sido otra, o no haber existido nunca. De todas formas, sólo nos queda el recuerdo. Puede que, entre nosotros, nunca haya pasado nada. Es posible que todo se deba tan sólo a nuestra imaginación. Es decir, a la mía. Puesto que estoy solo, y de tu vida, desde entonces, no tengo constancia. ¿Has muerto o sigues viva? O quizás eres una simple y estúpida obsesión que exacerba mi melancolía. Una tonta elucubración literaria. Sin embargo, quiere la memoria, falsa o verdadera, jugarme una mala pasada. Hacía frío. Pero ninguno de los dos quería ir a otra parte, mientras caía el agua. Sabíamos, eso me parece, que cuando echáramos a andar, y volviéramos a nuestra casa, el tiempo aceleraría su curso, cumpliendo el sórdido cometido que le corresponde y acabaría separándonos definitivamente. Por eso seguimos abrazados, aferrados el uno al otro, sorbiendo el instante único en nuestros labios, desesperadamente. Así es como recreo nuestro hipotético encuentro en mi mente. Donde quiera que estés, mujer o fantasma, ven en mi ayuda. Tu ausencia no ha dejado de seguirme, como la sombra de mi sombra, y ha ensombrecido mi vida para siempre.