miércoles, 30 de diciembre de 2009

Honduras y el Informe Latinobarometro de este Año que se Va


Aunque el informe fue publicado en noviembre no fue sino hasta este mes que lo leí. Como era de esperarse uno de los temas a tratar, sino el más tratado, fue el golpe de estado en Honduras. Cito algunas de las líneas más interesantes sobre el caso de Honduras en este informe:

- Manuel Zelaya había sido elegido con una participación electoral especialmente baja de 50.34%, (un total de 2.001.908 hondureños votaron válidamente de 3.976.000 potenciales votante). Zelaya obtiene 999.006 votos, y un 49.90 por ciento de las preferencias, y su contrincante apenas 73.763 votos menos. Manuel Zelaya quiso impulsar reformas que fueron más allá de las mayorías que la apoyaban. Esto no justifica de ninguna manera el golpe de estado, pero lo explica plenamente, mostrando como la institucionalidad política, las reglas del juego requieren de robustez que no siempre está dada.

O sea, que de cada cuatro hondureños, tres no estaban con Mel.

- El caso de Manuel Zelaya, como gobernante que impulsa reformas sin mayorías para respaldarlo no es el único, ni la primera vez que sucede en la región. Salvador Allende en Chile subió al poder con un 33% de los votos, teniendo al 60% del país en contra. Llevó a cabo reformas que no contaban con la aprobación de la mayoría, y sufrió el más duro golpe militar que ha tenido Chile en su historia. Para hacer reformas se requiere mucho más que la investidura de la presidencial de la república, como lo muestra la historia de América Latina.

Sólo el hecho de las supuestas reformas que quería hacer era cuestionable, dado el caudillismo totalitario de los políticos que lo respaldaban (Evo, Chávez, Fidel), y para rematar ni siquiera tenía el apoyo popular para hacerlo. Digan lo que digan y le duela a quien le duela. (1)

- Hay que hacerse cargo de las reformas “pendientes” que son la fuente de origen de las ingobernabilidades de la región. Ellas nos deparan sorpresas, porque como hemos visto, el poder del mundo entero no logró minar la solidez de la oposición a Zelaya que resistió sin tranzar. No hay que subestimar la voluntad de los pueblos, porque a fin de cuentas, no hay golpes de estado que no cuenten con el apoyo de la población. Los datos 2009 muestran a Honduras como un país partido por este conflicto, muy probablemente desde hace ya tiempo, donde la solución no sólo es una elección, sino la formación de mayorías, con un sistema político de representación que permita la gobernabilidad. Sin “representación” articulada, que entregue mayorías, la democracia no puede funcionar.

Lo subrayado en negritas es mío. Si la mayoría de la población hubiese rechazado el golpe este no hubiese funcionado. No nos engañemos, los seguidores de Mel Zelaya no eran mayoría. Eran los más bulliciosos, por dinero una parte considerable, pero no representaban a la totalidad de la población. La otra observación también es cierta, sin un sistema de representación vamos a seguir en lo mismo. Por eso dudo mucho que el próximo gobierno cambie algo, las dudosas elecciones pasadas ponen en entredicho cualquier pronóstico favorable.

- El 58% de los Hondureños no aprueba el golpe de estado, mientras el 28% lo aprueba. A mayor educación y edad hay más apoyo al golpe. Un 40% de los que tienen educación universitaria aprueban el golpe mientras sólo un 27% de los que tienen educación básica lo hacen. Respecto de la edad un 33% de los que tienen 60 años y más aprueban el golpe, mientras son sólo el 26% de los que tienen entre 18 y 25 años.

Que el 58 % de los hondureños no apruebe el golpe no quiere decir que estén a favor de Mel Zelaya. Tres de cada cuatro hondureños están en contra de Mel Zelaya. Y aquí veo una intrepretación clara: a mayor educación más apoyo al golpe. Por qué? porque es más fácil para mel zelaya engañar a un ignorante que a una persona con educación. Aquí insisto, no entiendo como la "intelligentsia" hondureña se puede dejar engañar por el burro zelaya.

- Si continuamos observando por la posición ideológica de los ciudadanos en la escala izquierda derecha, vemos que un 22% de los hombres de izquierda, el 24% de los hombres que se ubican en el centro político apoyaron el golpe, mientras en la derecha fueron el 40%. En las mujeres el apoyo al golpe fue mucho más independiente de la posición ideológica que los hombres, el 29% de las mujeres en la izquierda, el 27% en el centro y el 31% en la derecha apoyaron el golpe.

Hasta en la misma izquierda hay personas que apoyan el golpe... tan impopular era mel...

El resto del informe lo pueden leer en la página de latinobarometro (http://latinobarometro.org) el informe sobre Honduras es sobrio, igual hay críticas hacia la oposición. Algo que todos sabemos, que ellos no son precisamente modelo de rectitud. En mi caso, pienso que el golpe a mel fue un mal menor. Un caudillismo populista iba a resultar en un huracán mitch versión política. Aunque la misma crisis lo fue...

P.D. No vayan a acusar a latinobarometro de "pitiyanqui"...

(1) El caso del Chile de Allende es bien pintoresco. Es uno de los iconos del imaginario de izquierda. Para una opinión de lo más sobria y certera recomiendo leer "Guía del Hipócrita" de Alejandro Rossi. Ensayo contenido en su excelente libro "Manual del Distraído".

martes, 22 de diciembre de 2009

La Farsa de las Elecciones


Una entrada de por medio hice una apología de las, entonces por venir, elecciones presidenciales Honduras 2009. Lo vertido en dicha entrada reflejaba la esperanza que tenía en las elecciones como solución de la crisis política imperante en el país. Aparentemente el "remedio" funcionó. La comunidad internacional ha comenzado a reconocer las mismas y el gobierno del próximo presidente parece, por los momentos, tener una estabilidad diplomática cercana. Hasta ahí lo aparente...

Entre hondureños no nos engañamos, las elecciones pasadas si bien no tuvieron el abstencionismo propalado por la mentada resistencia, tampoco tuvieron los millones de votos anunciados por el gobierno. La mentira de las elecciones se hace más clara al ver el resultado de las diputaciones. Corríjanme, pero... ¿en que país vivo? No me puedo creer que adefesios como juan fernando lobo, marcia villeda, yani rosenthal, rivera callejas o azconita hayan salido electos como diputados y no así candidatos como Dayana Martínez (del mismo Pl) o el Dr. Enrique Aguilar (Pinu). A mi ver, una muestra más de lo vendidas que están ambas instituciones políticas (Partido Liberal y Partido Nacional) porque imponen a sus candidatos a través de medios dudosos.

Otra refutación de las elecciones es el poquísimo o nulo crecimiento que tuvieron los partidos pequeños (1). Después de meses de una campaña mediática en contra de los políticos de siempre (y aquí incluyo al burro zelaya, porque como cleptocrata sí que está hermanado con sus compinches tradicionales) se me hace inadmisible que la gente que votó haya dado su voto a los partidos tradicionales.

Las impugnaciones y las urnas reventadas de tanto voto en localidades donde no se pasaba de unas cuantas centenas es otro asunto. Eso trasciende poco en los medios de comunicación. Lo importante, parece ser, es olvidarse de mel zelaya a como de lugar y a costa de cualquier remordimiento de consciencia.

Estas elecciones que acaban de pasar vienen a hacer al remedio peor que la enfermedad. Algo que me parece bien inquietante: el hecho de que la mayoría de los hondureños dejen de creer en la democracia como un sistema válido. Pienso que la democracia en Honduras siempre ha sido una democracia limitada y es algo que no deberíamos de olvidar. Honduras no vive una democracia plena, por lo tanto no podemos repudiar algo que nunca hemos tenido. La formula de Vargas Llosa de "preferir una democracia blandengue a un caudillismo populista" puede llevar a que a la larga la gente prefiera una dictadura de corte populista (y el populismo nunca resuelve nada) como la que quería implantar mel, el burro ladrón, zelaya (2).


(1) El PINU, la DC y la UD obtuvieron el 2 % de votos respectivamente, o sea un 6 % de la población pensó diferente a la hora de votar. El resto pensó con el estomago, ya que el Estado de Honduras es el principal "chambero" de todo el país. El hondureño no es pendejo a la hora de votar, simplemente vota con hambre y por sus tripas. El día que exista una empresa privada suficientemente fuerte y alejada del clientelismo político (ya parezco de la resistencia soñando con constituyentes) como para ser la principal empleadora del país quizás se acabe el bipartidismo y las pendejadas añejas que éste conlleva.

(2) Otro mito de la mentada resistencia, la falsedad de las acusaciones de corrupción de mel zelaya y su gobierno. Una parienta cercana trabaja en el TSC, tiene un cargo menor, los "torones" del TSC reciben los datos de corrupción y nunca hacen nada. La gente de auditoría hace bien las investigaciones y desde arriba deciden hacer nada. Esto desde que mel zelaya estaba en el poder. Ahora, después de la salida de mel, han sacado muchos más datos a la luz de los publicados por los periódicos tradicionales, pero eso quedará a nivel de lo anecdótico, por qué? porque hay políticos contrarios a mel que también están embarrados en el latrocinio del gobierno de mel zelaya y todo eso quedará así: en mero susurro, en mero rumor porque parece que Honduras fuese como Comala de Rulfo, todo aquí es evanescente e incierto.

P.D. Esto está muy aburrido últimamente, los dejo con el cover que hizo Radiohead de la canción "Ceremony" original de New Order:


Subscribe Free
Add to my Page

lunes, 14 de diciembre de 2009

Arte de Takato Yamamoto






La figura Voyeur que adorna la portada de este blog corresponde a un grabado del arte conocido como Ukiyo-e, o estampas del mundo flotante. Esta semana una persona cercanísima a mí me mostró el arte de Takato Yamamoto y en cuanto vi sus imágenes me sentí profundamente deleitado por las mismas. Humildemente he de confesar que hasta que vi las imágenes e investigue sobre el tema di con otros artistas y con interioridades del ukiyo-e. El perfil completo del artista lo pueden ver en el link de su página en Facebook.